Joel Meyerowitz

Edición limitada de Taking My Time

Martes, 14 de Enero del 2020

Phaidon I Libro


 

Con más de 650 páginas y más de 550 imágenes,  Taking My Time  ofrece una visión general sin precedentes del trabajo del icónico fotógrafo estadounidense Joel Meyerowitz.

Perfectamente secuenciado y editado por el propio Meyerowitz,, esta selección extensa y personal traza su desarrollo completo como fotógrafo. Joel Meyerowitz es conocido por ser pionero en el uso de la fotografía en color como una forma de arte, así como por su habilidad ingeniosa para capturar momentos desprevenidos con humor y afecto. Al comenzar su carrera fotográfica en Nueva York en la década de 1960, Meyerowitz plasmó el caos de la ciudad con luces y automóviles, hombres de negocios y vendedores ambulantes en imágenes que son cuidadosamente coreografiadas y maravillosamente accidentales.  Fue uno de los primeros defensores de la fotografía en color .Su carrera ha tomado una trayectoria muy diversa y crea un cuerpo de trabajo único e íntimo que explora su propia vida y su viaje artístico.

Taking My Time está organizado en dos volúmenes, que exploran los puntos fundamentales de la carrera de Meyerowitz en su evolución como observador de la vida humana a medida que se desarrolla.  El lector tiene acceso a su obra completa, desde sus años de formación en Nueva York en la década de 1960, hasta sus viajes por Europa, Cape Cod en la década de 1970, St Louis y más allá.  En años posteriores su persistencia e integridad hicieron de Meyerowitz el único fotógrafo al que se le otorgó acceso al sitio del World Trade Center y su trabajo sirve como un archivo oficial y un tributo indispensable. Taking my Time  también cubre su trabajo más reciente en Japón, Toscana y la serie Legacy en los parques de la ciudad de Nueva York, así como la serie nunca antes publicada 'The Elements'.

Las imágenes de toda su carrera también se investigan con subtítulos personales escritos por el fotógrafo.  Meyerowitz siempre ha capturado momentos sobre las precarias perspectivas de un niño dentro de una multitud, la posición inadvertida de extraños uno al lado del otro y las connotaciones macabras de un colchón enredado en el techo de un automóvil.

Mientras Meyerowitz fotografía lo cotidiano, a menudo hay una nota de caos o sorpresa en sus imágenes.

 

Más información sobre la noticia

VOLVER